MPO

Los primeros sistemas de impresión que MPO comenzó a ofrecer a sus clientes fueron para soporte óptico con tecnología de impresión por retransferencia térmica, eran equipos que ofrecían una calidad superior a la serigrafía industrial y similar al offset. A día estos sistemas llegan a 600ppp ofreciendo imágenes de muy alta calidad y legibilidad a textos muy pequeños. Más adelante hubo muchas ventas de máquinas inkjet con CISS para pequeñas empresas que deseaban tener cierta independencia de las fábricas para pedidos inferiores a 500 unidades, estas máquinas tienen un coste por disco impreso inferior a 3 céntimos con tintas originales. Otro impulso fue el uso del disco para el diagnóstico por imagen en hospitales y clínicas, igualmente los comienzos fueron por retransferencia térmica y actualmente el inkjet se instalando en mayor medida con equipos Epson PP100 y Primera 4100.

La irrupción del disco duro no hizo avanzar con sistemas de grabación en un principio y más adelante con impresión. Los mismos clientes del disco pasaban al USB rápidamente.

Entre tanto desarrollábamos nuestra actividad de tarjetas, donde los clientes a los que les hacíamos fabricaciones de tarjetas en offset, nos demandaban máquinas y consumibles para conseguir la misma independencia que en el disco. La gran diferencia es que es un mercado muy maduro con mucha variedad de equipos que requieren de un conocimiento tanto en las máquinas como en los consumibles.

Poco a poco vamos adaptando nuestro camino según avanzan las nuevas tecnologías y así incorporamos nuevos productos a esta división.

Uso de Cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Cerrar